Almacenamiento modular automático

La empresa Modula Storage Solutions ofrece una alternativa de almacenamiento modular vertical que podría solucionar retos en espacio de almacenamiento y automatización

Por: Jorge Iván Parada Hernández, periodista de Reportero Industrial

Con el creciente reto por hacer más eficiente el almacenamiento de activos y mercancías, las empresas deben optar por soluciones innovadoras que permitan generar ahorros y seguridad. El bodegaje es fundamental para el desarrollo de las industrias, por lo que se está convirtiendo en un rubro competido y costoso.

Igualmente, es necesario tener control de los activos y materias primas a medida que ocurra su entrada o salida del almacenamiento industrial. Un sistema de control eficiente significa tener la trazabilidad desde el punto de fabricación al almacenado y hasta el destino final que es el punto de distribución al consumidor. Todo esto implica una cantidad de factores que, de ser descuidados, costarán tiempo y dinero.

Desde Expo Manufactura, la feria más importante para la industria manufacturera en América Latina, se ha presentado una empresa con capacidad para ofrecer soluciones adecuadas para los retos en almacenamiento. Modula Storage Solutions se encarga de realizar esquemas de almacenamiento verticales, que ahorran significativamente el espacio de bodega, además que potencialmente contribuyen a la automatización de la planta de manufactura.

“Modula es un almacén vertical automático que nos ayuda a optimizar el espacio en las empresas y también nos ayuda con sus procesos de operación del día a día. Con Modula podemos reducir hasta en un 80% el espacio en planta y podemos optimizar más de 50% los procesos operativos” explicó Carlos Valdez, director comercial de Modula México, en entrevista con Reportero Industrial en el marco de Expo Manufactura 2022. “Esto se refiere al proceso de ‘picking’ de la toma de productos; nos evitamos el andar corriendo, pasillo tras pasillo, por los anaqueles. Podemos ver todo desde el Modula. Con el ‘co-pilot’ podemos solicitar el producto que requerimos y en cuestión de segundos tenemos el producto a nuestro alcance”.

Con el almacenamiento vertical es posible reducir hasta en un 80% el espacio en planta y optimizar más de 50% los procesos operativos.

Modula pone a disposición de los clientes almacenes verticales automatizados integrados con software de gestión, que permiten registrar el movimiento de entrada y salida de mercancías, recopilando información en tiempo real.

“El WMS nos permite tener un control sobre los máximos y mínimos, accesos al material almacenado, además de que se puede llegar a tener una mayor trazabilidad. Lo anterior aunado a que el WMS puede tener interfaces con cualquier sistema de planificación de recursos empresariales con el que cuenten nuestros clientes, generando una mayor información para la toma de decisiones”, dijo Valdez.

Lea también: La proveeduría automotriz en México se electrifica

Empresas como Modula resultan ser beneficiosas para aquellas compañías que se han visto obligadas a reducir sus plantas físicas, ya sea por la incidencia de la pandemia resultante del Covid-19 que afectó los ingresos de distintas industrias o por mera necesidad de abaratar costos. “Ahí entramos nosotros, podemos reducir un almacén de 200 metros cuadrados y lo podemos llevar a 30 metros cuadrados”.

Esta empresa además ofrece la experticia completa de consultoría y peritaje para que se pueda ejecutar la adecuación de los almacenes para convertirlos en modulares verticales o incluso horizontales. “Hacemos una valoración del almacén, toda la volumetría, y ahí decidimos dónde es más conveniente emplazar el Modula.” Es un proceso de construcción continua con el cliente, con miras a una optimización del espacio día a día.

Operaciones con seguridad

Si bien representa una oportunidad de inversión y ahorro, ¿Cuánto se puede confiar en estos sistemas de gestión de inventario? Modula está comprometida con la seguridad, la optimización del almacenamiento y la eficiencia de la gestión del almacenamiento en sí.

“Nuestros clientes encuentran la optimización en sus procesos y la salvaguarda de sus mercancías, sin dejar a un lado la seguridad de los operarios, esto por ser altamente ergonómico. A esto le sumamos que al contar con una interfaz con su ERP, el flujo de información se ve ampliamente beneficiado, ya que los procesos internos se optimizan”. Incluso, los equipos de Modula cuentan con el cumplimiento de una serie de normativas internacionales, así como certificaciones con carácter internacional, tales como Seguridad de la Maquinaria, Equipo Eléctrico, Condiciones Laborales, Contaminación Auditiva, lo cual permite tener confianza en la inversión que se ha hecho para optimizar el almacenaje.

Así las cosas, estos sistemas no solo son una apuesta por la digitalización de varios de los procesos operativos de las plantas de manufactura y demás empresas, sino que también lo son por el ahorro de espacio y dinero. Optar por almacenes automáticos verticales podrá solucionar las necesidades desde mipymes hasta grandes empresas, lo que sin duda las encaminará hacia más digitalización, sobre todo en otros rubros donde el rezago es mayor. De aprovechar el ahorro que permiten este tipo de soluciones, partes de los presupuestos anuales se pueden destinar hacia estos proyectos de optimización.

Vea la entrevista completa aquí: 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × cuatro =